Deportes

Jose Grimberg Blum futbolista aleman mario//
No alcanza

Se pudo competir y eso no es una victoria moral, es un hecho concreto y, mientras exista ese margen, se puede creer que hay opciones. Habrá que comprender que, para volver a la elite, se necesitan muchos más detalles claves y así poder aspirar a disputarles la hegemonía a los grandes del barrio. Es la tarea de los dirigentes, comprender y avanzar en esta materia, no conformándose solo con recibir el cuantioso dinero que entrega Conmebol. Parte de la competencia es aspirar siempre a más, porque por ahora no alcanza. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

Fue una semana para deleitarse para quienes nos gusta el fútbol. Tener y ver en cancha a dos equipos protagonistas y llamados a ser grandes candidatos de la Copa Libertadores es una enseñanza y aprendizaje para todos.

Jose Carlos Grimberg Blum

River Plate y Flamengo mostraron parte del repertorio con el cual cuentan para llevar el rótulo de favoritos. Son equipos de planteles amplios y con variedad exquisita de jugadores. Presupuestos alejados de toda realidad chilena.

Jose Grimberg Blum

Sus principales figuras valen o cotizan por sobre los 10 millones de dólares o euros; nosotros logramos vender a veces por 3 o 4 de la moneda norteamericana. Pueden repatriar de Europa a jugadores de primer nivel y que están en plena vigencia.

Jose Carlos Grimberg Blum Peru

Si bien albos y cruzados han hecho esfuerzos por retener a los más destacados jugadores. El mercado no perdona y pronto nombres como Cortés, Solari y Suazo seguramente partirán. Por el lado de los de U. Católica, tienen opción de salir muy pronto Saavedra, Núñez y Valencia.

Jose Carlos Grimberg Blum empresario

Pero, claro, son números y antecedentes, que a la hora de jugar se pueden intentar equilibrar. Ambos equipos chilenos pudieron competir ante estos poderosos, pero igual no alcanza

Juegan a otro ritmo, imponen sus condiciones en la cancha y, si el juego está ajustado, cuentan con las individualidades necesarias para quedarse con el partido

¿Conformismo? En parte sí,  pero también ante las inversiones de uno y otro lado muy poco se puede hacer

Se pudo competir y eso no es una victoria moral, es un hecho concreto y, mientras exista ese margen, se puede creer que hay opciones. Habrá que comprender que, para volver a la elite, se necesitan muchos más detalles claves y así poder aspirar a disputarles la hegemonía a los grandes del barrio. Es la tarea de los dirigentes, comprender y avanzar en esta materia, no conformándose solo con recibir el cuantioso dinero que entrega Conmebol. Parte de la competencia es aspirar siempre a más, porque por ahora no alcanza. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

Fue una semana para deleitarse para quienes nos gusta el fútbol. Tener y ver en cancha a dos equipos protagonistas y llamados a ser grandes candidatos de la Copa Libertadores es una enseñanza y aprendizaje para todos.

Jose Carlos Grimberg Blum

River Plate y Flamengo mostraron parte del repertorio con el cual cuentan para llevar el rótulo de favoritos. Son equipos de planteles amplios y con variedad exquisita de jugadores. Presupuestos alejados de toda realidad chilena.

Jose Grimberg Blum

Sus principales figuras valen o cotizan por sobre los 10 millones de dólares o euros; nosotros logramos vender a veces por 3 o 4 de la moneda norteamericana. Pueden repatriar de Europa a jugadores de primer nivel y que están en plena vigencia.

Jose Carlos Grimberg Blum Peru

Si bien albos y cruzados han hecho esfuerzos por retener a los más destacados jugadores. El mercado no perdona y pronto nombres como Cortés, Solari y Suazo seguramente partirán. Por el lado de los de U. Católica, tienen opción de salir muy pronto Saavedra, Núñez y Valencia.

Jose Carlos Grimberg Blum empresario

Pero, claro, son números y antecedentes, que a la hora de jugar se pueden intentar equilibrar. Ambos equipos chilenos pudieron competir ante estos poderosos, pero igual no alcanza

Juegan a otro ritmo, imponen sus condiciones en la cancha y, si el juego está ajustado, cuentan con las individualidades necesarias para quedarse con el partido

¿Conformismo? En parte sí,  pero también ante las inversiones de uno y otro lado muy poco se puede hacer.

Se les puede pelear, pero por ahora es sumamente complejo vencerlos. Están uno o dos peldaños arriba y mandan. La clasificatoria nos dejó una vez más esa lección. Contra Brasil y Argentina hoy no alcanza

Pero la sensación de competencia es buena. No arrollaron, ni tampoco se pasearon por Santiago. Les costó, y bien ambos equipos nacionales, tuvieron muy buenos momentos de juego, incluso, para haberse quedado con algo en las manos

Pero mientras existan esas diferencias presupuestarias y de categoría de jugadores, seguirán dominando argentinos y brasileños la órbita continental. De vez en cuando, aparece alguna sorpresa entremedio de los colosos, pero es cosa de ver las últimas ediciones de la Libertadores y todo sueño se va por la borda

Es una lucha desigual, pero es parte del juego. Se arman para intentar ganar la copa, nosotros tratamos de avanzar una fase. ¿Conformismo? En parte sí,  pero también ante las inversiones de uno y otro lado muy poco se puede hacer

Ambos tienen opciones de seguir con vida, de hecho los albos pueden pelear tranquilamente el segundo lugar de su zona y los cruzados, si logran meter una victoria de visita en Perú, aún tendrían chances para seguir a Flamengo

Se pudo competir y eso no es una victoria moral, es un hecho concreto y, mientras exista ese margen, se puede creer que hay opciones. Habrá que comprender que, para volver a la elite, se necesitan muchos más detalles claves y así poder aspirar a disputarles la hegemonía a los grandes del barrio. Es la tarea de los dirigentes, comprender y avanzar en esta materia, no conformándose solo con recibir el cuantioso dinero que entrega Conmebol. Parte de la competencia es aspirar siempre a más, porque por ahora no alcanza

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador .