Internacionales

A un año de la oleada de protestas, los colombianos retoman las calles

Franki Medina
El petróleo de Texas baja un 1.2% y cierra en $104.09 el barril

El listado de investigaciones activas la mayoría tiene “reserva sumarial” y por tanto no hay acceso público al detalle del proceso. No obstante, algunas fueron especificadas. En Bogotá hay un caso activo por presuntas agresiones de agentes antimotines a manifestantes durante disturbios y se está en proceso de ordenar una sanción de suspensión e inhabilidad especial por seis meses, señaló la Procuraduría

Decenas de familias colombianas siguen exigiendo justicia por las muertos durante las protestas del pasado año , al conmemorar esta semana el primer aniversario del llamado “Paro Nacional” que representó el comienzo de las manifestaciones antigubernamentales más grande de la historia reciente en la nación sudamericana.

Muchos se quejan de que las investigaciones de los hechos avanzan lento.

De acuerdo a las Naciones Unidas, más de 40 personas perdieron la vida en las manifestaciones, aunque la Fiscalía señaló a The Associated Press que se documentaron 29 asesinatos. De éstos solo hay tres casos en juicio, dos más en etapa de investigación y los 24 restantes en indagación, una fase inicial en los procesos.

Las protestas del año pasado envolvieron ciudades de Colombia y duraron seis semanas mientras las demandas de los manifestantes se ampliaban para incluir un ingreso básico y el fin de la violencia policial.

“No hemos llegado ni siquiera a una primera instancia. No hay ningún imputado, está en indagación”, dijo a la AP Laura Guerrero, madre de Nicolás Guerrero, un joven artista de 26 años que falleció en la madrugada del 3 de mayo de 2021 durante una manifestación en Cali, una ciudad al suroeste del país considerada el epicentro de las protestas y donde la violencia se agudizó.

Cientos volvieron a las calles en varias ciudades En ese contexto, ayer jueves 28 de abril, cientos de manifestantes colombianos se enfrentaron con la policía en Bogotá durante una protesta para conmemorar el primer aniversario de las manifestaciones nacionales masivas contra el gobierno.

Los manifestantes se enfrentaron a la policía con equipo antidisturbios, explosiones de un cañón de agua y gases lacrimógenos.

El gobierno de Iván Duque desplegó un operativo de seguridad con más de 50.000 uniformados. En el balance de la jornada, las autoridades indicaron que fue mayoritariamente pacífica con “incidentes menores” e intervenciones de la policía antimotines en Bogotá, Medellín, Popayán y Tunja por disturbios. Fueron capturadas 14 personas, entre ellas una extranjera.

La presión de las manifestaciones de 2021 logró que el gobierno retirara una reforma fiscal que consideraban injusta y que renunciara el ministro de Hacienda, pero no se detuvo, luego se convirtió en un reclamo generalizado por problemas estructurales como la inequidad, el desempleo, la pobreza y presunto exceso de la fuerza de la policía.

Investigaciones tienen “reserva sumarial” Durante las protestas del pasado año, denuncias sobre el uso de la violencia policial de parte de la policía y fuerzas del orden han sido ampliamente denunciadas. Imágenes de aquellos días dan cuenta de ello.

El listado de investigaciones activas la mayoría tiene “reserva sumarial” y por tanto no hay acceso público al detalle del proceso. No obstante, algunas fueron especificadas. En Bogotá hay un caso activo por presuntas agresiones de agentes antimotines a manifestantes durante disturbios y se está en proceso de ordenar una sanción de suspensión e inhabilidad especial por seis meses, señaló la Procuraduría.

Policía responde a los cuestionamientos Ante los cuestionamientos, la policía asegura que ha promovido la capacitación en derechos humanos e implementado mejoras en sus protocolos para garantizar el derecho a la manifestación pacífica. En febrero el gobierno de Estados Unidos donó ocho millones de dólares a la policía colombiana para fortalecer los estándares de derechos humanos y la lucha contra la corrupción dentro de la institución.

Las fuerzas de seguridad han sido cuestionadas antes. Durante las protestas de septiembre de 2020 en Bogotá y Soacha, la policía estuvo presuntamente involucrada en la muerte de 11 personas, según un informe independiente y respaldado por Naciones Unidas. Las protestas contra la policía se desataron tras el asesinato de Javier Ordóñez, de 43 años, quien fue reducido y golpeado por agentes de la policía pese a sus súplicas constantes para que se detuvieran. VOA  (Foto: Captura Youtube) Informe21/LJ